skip to Main Content
+593 998432150 info@eltiatro.com

Respondiendo a Mercucio- La Revista

RESPONDIENDO A MERCUCIO - LA REVISTA

En el último artículo de Mercucio de la sección Ojos Secos, “El actor muy cerca del espectador con Closer”, su anónimo autor nos muestra, una vez más, lo que significa criticar u opinar con escasa competencia hacia lo que se critica u opina. Y hablo en paralelo de crítica y opinión – a pesar de que la diferencia entre ambas es notable -, puesto que no está muy clara la función del articulista en la citada sección. Si el artículo  pretendía ser una crítica, la falta de conocimiento profundo y de análisis, y la subjetividad desde la que habla, lo acercan mucho más a una opinión ligera.

Sería interesante conocer qué entiende el autor del artículo por “experimento” al denominar a Closer, un “experimento de rabioso realismo”. Es una obra profesional que no acaba de sumergirse en el realismo puesto que la escenografía minimalista sugiere, a partir de la manipulación de elementos básicos, doce espacios-tiempos diferentes, a través de los cuales avanza y se narra la historia. Y esa ruptura con “el realismo” está claramente provocada por siete cubos blancos de diferentes tamaños que tan pronto pueden ser la sala de espera de un hospital, como formar parte de una exposición pictórica, o las salas de estar de dos departamentos o la habitación de un hotel. Gracias a la magia del teatro que permite creer.

El siguiente aspecto superficialmente comentado, trata acerca de los referentes culturales. A él le “chocan” que sean ingleses y que “no representaran casi nada de nuestro contexto local”, como si fuera obligatorio que las obras tuvieran siempre que representar nuestro contexto local. Como si no existieran más contextos que el nuestro. Como si la obra no hubiera sido escrita por un dramaturgo inglés que, más allá de pensar en los “contextos locales”, lo que quiso es exponer la naturaleza humana (algo tan complejo) de manera que pudiera entenderse en Londres, en Guayaquil y en Beijing, porque al final, ése es el mérito de los grandes dramaturgos: hablar desde un lugar que acaba siendo el de todos, es decir, la universalización de lo local. Pero además de reflejar una visión minúscula, Mercucio ignora con su comentario que existen los “derechos de autor”, que son las regulaciones que norman el uso de una creación artística y que en el caso de Closer de manera específica nos exigieron evitar las “adaptaciones” y ceñirnos a la traducción oficial de Constanza Brieba, lo que fue mencionado en varias entrevistas en medios impresos, puesto que suele ser pregunta obligada de los periodistas que escriben temas culturales.

Patrick Marber, el dramaturgo, es además el libretista de la película, de ahí que ambas creaciones tengan tantos puntos en común. Eso sí, la obra de teatro fue escrita primero. Espero, con este simple comentario, despejar la duda de si quisimos “hacer una obra de teatro o proponer a imagen y semejanza una representación teatral de la película que lleva el mismo nombre”. Añadiría, para quien no haya visto la película o la recuerde con claridad, que el final en ambas, es distinto.

Comentarios como “no se llega a ser actor solo por entrenamiento porque el entrenamiento no nos prepara para la creación” resultan curiosos puesto que en un actor el entrenamiento incluye aspectos de preparación física, mental y emocional, preparándolo, precisamente, para la creación. Y si no, que se lo pregunten a Picasso (“Que la inspiración te encuentre, pero trabajando”).

Resulta sospechosa la sospecha de Mercucio acerca de la coincidencia en el empleo de cubos donde se guarda utilería de la obra, en dos de los montajes en los que Benjamín Cortés ha participado este año. Según Mercucio, es el actor quien “tiene que ver con esa idea que es interesante y práctica a la vez” (“interesante y práctica”, son dos adjetivos demasiado elementales a la hora de catalogar una idea que tiene que ver con un montaje teatral). Lamento decepcionarlo, pero en el caso de El Cíclope (obra a la que se refiere de manera subliminal), la escenografía fue creada por Curt Allen Wilmer – ganador del premio MAX al mejor diseño de espacio escénico por Hamlet-, en colaboración con Leticia Gañán. En el caso de Closer, la dirección de arte estuvo a cargo de Jonathan Estrella. El hecho de que los cubos guarden objetos no es algo exclusivo de El Cíclope o Closer. Coincide que dos obras el mismo año propongan algo similar, sí. Tiene que ver con el actor que formó parte de ambos montajes, no. Hubiera sido interesante mencionar que el 14 de noviembre, en Londres, se estrenó nuevamente Closer y que la escenografía del montaje inglés consistía en cubos, esta vez de color negro.

La gente tiene derecho a opinar lo que se le antoje en su casa, en el lugar de trabajo, con los amigos, la familia o los compañeros. Pero cuando la opinión se eleva a la categoría de público, la responsabilidad aumenta. Definirse como crítico nos sitúa en otro lugar mucho más exigente. Crítico teatral es una Licenciatura en sí misma impartida por algunas universidades. Y en la carrera de Artes Escénicas forma parte, a veces, del pensum académico. Hay quienes ejercen la crítica desde el oficio, pero el análisis, el conocimiento, la experiencia y sobre todo la humildad, los avalan para convertirse en referentes.

Necesitamos desesperadamente críticos preparados, que conozcan el quehacer teatral, curiosos, exigentes y generosos. Mercucio está en un lugar privilegiado, esperamos que ejerza con responsabilidad ese privilegio.

“De nada sirve el arte sin crítica y el crítico sin autocrítica” – Benjamín Bernal –

 

Montse Serra G.

This Post Has 0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hoy en día podemos ofrecerles una amplia gama de producciones de arte y sus derivados, tales como obras de teatro, exposiciones, conferencias, eventos, etc.

ElTiatro es una productora de arte dedicada a la creación, difusión y promoción de obras, talleres, y exposiciones dentro de canales convencionales y no convencionales. No le decimos que no a nada. O a casi nada… y demostramos que el arte, hace falta.

Generamos proyectos y llevamos una amplia gama de obras a los lugares que las requieran.

Fotografía - Pintura - Danza - Teatro - Música - Instalaciones artísticas - Poesía

Todos los derechos reservados a El Tiatro Producciones - 2020

Back To Top
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by